Katmandú

(por Rafael Muñoz)

En la ciudad de Katmandú encontramos cuatro sitios monumentales que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: Durbar Square, Swayambhunath, Pashupatinath y Boudhanath.



Durbar Square
La Plaza Durbar concentra multitud de edificios históricos, principalmente de los siglos XVII y XVIII. Los extranjeros deben pagar unos 7 € para acceder a la zona.





Templo de la Kumari, la diosa viviente.

Detalle de los magníficos trabajos en madera.

Patio interior del templo de la Kumari.





Los rickshaws son un buen medio de transporte para el centro de la ciudad.











Gran relieve de Kal Bhairav, que representa a Shiva en su forma aterradora.



Toda la ciudad está llena de multitud de templos y motivos religiosos, mayoritariamente hinduistas.

El caos domina las calles de Katmandú, como vemos aquí en el cruce de calles de Chhetrapati.



Swayambhunath
El complejo religioso budista de Swayambhunath se encuentra ubicado sobre una frondosa colina al oeste de la ciudad, y consiste en una estupa y un conjunto de santuarios y templos. El principal edificio del complejo es su gran estupa, siendo el monumento budista más antiguo y más sagrado del valle de Katmandú. Aunque el lugar es de culto budista, también resulta muy venerado por los hindúes.

La entrada más tradicional al complejo es la oriental, que vemos en la imagen. Los extranjeros deben pagar unos 2 € por la visita.



Una escalera de unos 365 escalones, nos conduce hasta la terraza donde se asienta el complejo.









Al llegar a la terraza donde se asienta el complejo, flanqueado por dos leones, encontramos un gran vajra que simboliza la irresistible fuerza del rayo.

Detrás encontramos la impresionante estupa.





La estupa es un monumento religioso budista, construido con el objeto de contener reliquias.

En la estupa cada elemento tiene un significado simbólico. La cúpula de la base, de un blanco resplandeciente, representa los cuatro elementos: tierra, fuego, aire y agua. Toda ella está rodea de una hilera de ruedas de oración, que los fieles hacen girar siempre en el sentido de las agujas del reloj.

Sobre la cúpula vemos una estructura cúbica, donde están pintados los ojos de buda mirando en todas direcciones simbolizando que todo lo ven. Entre ellos hay un tercer ojo místico, símbolo de la verdadera sabiduría. La nariz, es el número uno en nepalés, que simboliza la unidad. Los trece anillos concéntricos superiores simbolizan los trece grados del conocimiento, y son la escala para ascender y alcanzar el nirvana (estado de felicidad supremo), simbolizado por la corona del remate.







Monjes budistas.

Nosotros no íbamos a ser menos, claro, jejeje....







Detrás de la estupa, en su lado oeste, encontramos un pequeño gompa (monasterio), que vemos en la imagen.









Desde arriba vemos la ciudad en toda su extensión, ...

... con las grandes cumbres del himalaya como telón de fondo.



Pashupatinath
La zona de monumentos de Pashupati se localiza a orillas del sagrado río Bagmati, al este de la ciudad. El principal monumento es el tempo hinduista de Pashupatinath, considerado como uno de los templos hindúes de Shiva más importantes del mundo, aunque la entrada al recinto del templo está prohibida a los no hindúes. Aquí se realizan numerosas cremaciones de fieles hinduistas, cuyos restos junto con multitud de ofrendas son arrojados al río. En la parte inferior de la imagen vemos una pira funeraria en funcionamiento.

Los extranjeros deben pagar unos 5 € por acceder a la zona.



En la imagen, el edificio más alto de tejados dorados, es el referido templo hinduista de Pashupatinath.





Un nuevo difunto dispuesto para la cremación.

En la orilla de enfrente, encontramos grupos de fieles efectuando rituales y ofrendas.



En esta zona siempre podemos encontrar sadhus, que son los ascetas hindúes en busca de la iluminación a través de la penitencia y la austeridad. Los que vemos aquí en la imagen, por su cuidado aspecto, no son auténticos, solo buscan ganarse unas monedas haciéndose fotos con los turistas.



Al ser el río sagrado, los fieles se bañan en él para purificarse. Ni que decir tiene que el río está absolutamente contaminado y extremadamente sucio, por no hablar de los restos de las cremaciones...



Boudhanath
Se encuentra ubicada al este de la ciudad, es una de las mayores estupas del mundo y la más grande de nepal. Los extranjeros deben pagar unos 1,5 € por acceder a la zona.











Los edificios y gran cantidad de pequeños gompas (monasterios) rodean completamente la estupa.

Uno de los monasterios junto a la estupa.

En el interior vemos la sala de oraciones.

Desde el primer piso podemos contemplar mejor la impresionante estupa.

Esta es la entrada al interior del complejo.

Alguna foto para el recuerdo.









Aprovechamos para comer algo en una de las terrazas con buenas vistas.





Nos quedamos en el lugar hasta bien entrada la tarde, intentando asimilar las sensaciones que nos produce este sitio único.






Para ver la descripción detallada de cada día del trekking, consulta el siguiente enlace:

Trekking Campo Base del Everest